Proyecto Plato Lleno #LaComidaNoSeTira

Sábado a la medianoche. Mientras algunos ya duermen y otros disfrutan de la diversión nocturna, un grupo de ocho voluntarios se reúne dispuesto a pasar toda la madrugada salvando alimentos. El desafío: llegar a los 300 kilos. Ellos forman parte del Proyecto Plato Lleno, que busca recuperar la comida que no llega a ser consumida en eventos y que usualmente termina en la basura.

¿Cómo funciona? Entran en plena fiesta, embalan lo que se cocinó y no fue consumido, y lo llevan directo a instituciones sociales para que lo repartan cuanto antes o lo freezen para entregar más tarde.

Proyecto Plato Lleno es una iniciativa 100% solidaria y voluntaria que busca recuperar la comida que no llega a ser consumida en EVENTOS y que usualmente termina en la basura.
Retiramos los alimentos elaborados que finalmente no son consumidos en los eventos y procuramos que lleguen directo a hogares, comedores, instituciones, etc., que quieran y puedan recibirlos.

La idea surgió como tantas otras: a partir de una charla entre amigos. Alexis Vidal y Paula Martino se habían juntado a tomar un café y terminaron creando esta iniciativa que ya lleva rescatados 24.000 kilos de comida, lo que equivale a 48.000 platos para llenar panzas con hambre.

“En 2005 tuve un servicio de catering y tiraba mucha comida. Y pensaba cómo podía ser que nadie hiciera algo con este tema”, explica Vidal, mientras espera que el encargado del evento los autorice a entrar.

Mientras, recuerda: “En octubre de 2013 hicimos el primer rescate, en el Teatro San Martín, y eran brownies y medialunas. No podíamos creer lo fácil que era. Venían en cajas y lo único que hicimos fue juntarlas y repartirlas en un comedor. ¿Cómo alguien no lo había hecho antes?”, se pregunta Vidal.

En el estacionamiento de un salón de eventos de zona norte, los voluntarios matan el tiempo contando anécdotas de rescates pasados, que ya suman 237.

A la 1 de la mañana recién ingresan a la primera cocina. Los voluntarios visten delantal, gorro, guantes y barbijo. Las reglas son muy claras: para los alimentos secos se usan unos guantes que después son renovados para manejar los húmedos; no se guarda nada que tenga mayonesa, tomate, pescado, crema y nada de la mesa dulce; cada bandeja tiene que ser llenada con un único alimento, y si se tiene alguna duda se pregunta.

Carne, pollo, arroz, bocaditos, papas noisette, milhojas de papa, tacos, fajitas, dados de salmón cocido. Todo lo que sobró del “bandejeo” baila de una mano a la otra en una gran cadena humana: unos sacan la comida de las bandejas de la cocina y la ponen en las bandejas de plástico descartable; otros le ponen el film y los últimos lo guardan en los tuppers grandes de plástico.

Más de 24639 kg. de comida rescatados!

Más de 200 kg. de comida sin rescatar 😦

(Los kilos NO rescatados se producen por falta de materiales, tiempo y/o de voluntarios disponibles para rescatar)

Conocé el Proyecto Plato Lleno y participá! Ayudame a difundir!!!

Fuente: Micaela Urdinez | La Nación.

Anuncios

3 comentarios en “Proyecto Plato Lleno #LaComidaNoSeTira

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s