Con un cambio de tendencia, sin hacer ajustes, la economía puede crecer bastante

Enrique Cristofani, Presidente del Banco Santander Río.

El banquero argentino cree que el país tiene una base sólida, pero advierte sobre el cepo, la inflación y el déficit

Enrique Cristofani, presidente del Banco Santander Río, dice que “todos los empresarios que escuchamos tienen proyectos de inversión. Pero están esperando al próximo gobierno para ver qué señales manda”. Aunque rescata varias cuestiones de la situación actual del país, cree que se necesitan soluciones para la inflación, las restricciones cambiarias y el déficit fiscal. También enumera “inclusión social, inseguridad y narcotráfico” como problemas urgentes para atender.

cristofani.jpg_1328648940

¿Cómo ve el panorama actual de la Argentina?

La economía está estancada en un nivel alto, esto es en general. Con un cambio de tendencia, sin hacer ajustes, se puede crecer bastante. Pero si no hay cambios, seguiremos igual o un poco abajo.

¿Cree que es posible retomar el crecimiento sin financiamiento?

Mientras se tenga desacuerdo en el desarrollo internacional, eso frena la economía. Tenemos que bajar el costo del capital. Terminar con el tema de los holdouts abriría el mercado. Argentina colocó deuda al 9%, cuando la región se financia al 4% o al 5%. El país necesita un volumen fuerte de financiamiento para volver a crecer al 3%. Pero la altas tasas que paga el país ralentizan cualquier proceso de crecimiento y desarrollo. Imaginen lo que podría financiar el país con infraestructura a 4% de tasa a 100 años, como colocó México”.

Usted participa de los foros de convergencia, que aglutinan a más de 70 cámaras. ¿Qué diagnóstico hacen sus colegas?

Somos dirigentes que contribuyen a que el país crezca y que haya desarrollo. Hay consenso en el diagnóstico: el déficit fiscal que tienda a bajar, la presión impositiva que tienda a bajar en un proceso largo. La economía está sana, la morosidad en el sistema financiero es baja. Si cambiamos algunas tendencias macro, (si tenemos) libertad cambiaria, el potencial es impresionante. A todos nos interesa que al país le vaya bien. Por primera vez, nos pusimos de acuerdo en que de aquí salimos todos juntos o no salimos. Que salga la industria, el agro.

¿Cuáles considera que son los temas más urgentes para el próximo Presidente?

El país tiene una serie de problemas importantes: inclusión social, inseguridad, narcotráfico.

¿Cree que el sistema financiero local vive una etapa próspera en comparación con otros sectores?

La Argentina tiene un 2% de morosidad, que es un tercio de los niveles de Brasil y Chile. El consumo, que financian los bancos, está bien, pero las exportaciones están mal. Está mal el agro, las economías regionales, como peras, manzanas, vid. Los números de trigo, soja, maíz, muchas áreas del país no cierran. El precio de la soja bajó un 30%, mientras que los costos subieron un 30%.

¿Y cómo está la salud del sistema financiero?

Está en muy buenas condiciones por el bajo endeudamiento, (está) líquido, hay baja morosidad. Es chiquito, pero está bien. Creo en la competencia, tenemos demasiadas regulaciones, como las limitaciones al cobro de comisiones.

¿Esto cómo afecta la actividad?

Si tenés 12 cuotas sin interés, eso tiene un costo. La línea de créditos productivos está bien que la tengamos, que dirijamos parte del crédito a las Pymes, pero hay un subsidio decidido por el Estado, lo debe pagar el Estado, no el sistema financiero.

¿Cómo ve la deuda en materia social?

Hay un tema de inflación, como dice la Iglesia. Lograr una inflación de un dígito, como tiene el resto de la región. Hay una parte del país que está excluido, hay que bancarlos y lograr que se incorporen a los otros dos tercios del país que ya están incluidos. Que una parte de la clase media alta pague lo mismo (por las tarifas de servicios públicos) que en el resto del país es un tema de equidad. Las cuentas fiscales son para todos. Lo que no paga uno, lo paga otro.

El Banco Santander Río buscó llevar sucursales a zonas menos favorecidas para impulsar la bancarización de sectores humildes. ¿Cómo les fue con esto?

Buscamos avanzar con la instalación de sucursales en barrios donde no las hay. Para eso el banco le hizo una propuesta al Banco Central y tuvimos buena recepción. Pero la posibilidad de poder contabilizar los préstamos como encajes no fue aceptada por los reguladores del sistema financiero y eso frenó el proceso.

A un año del default parcial, ¿en cuánto impacta que se siga sin acordar con los acreedores?

Terminar el tema de los holdouts haría bajar sustancialmente el costo del financiamiento para el país. El tema es tener abiertas líneas de crédito con tasas en torno de 4%, que es lo que paga la región, contra 9% que paga la Argentina. El país necesita un volumen de financiamiento importante para crecer de nuevo por arriba del 3% y el mejor ejemplo es Vaca Muerta, que no se puede explotar sólo con ahorro interno.

421131

www.about.me/matias.scelso

Entrevista de Clarín con Enrique Cristofani en Madrid, donde el Grupo Santander organizó su encuentro anual de análisis económico y financiero, con participación de periodistas de América Latina.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s