8 consejos para rodearte de gente más lista que tú

Es fácil ver los aspectos positivos de estar rodeado de gente inteligente, pero a veces, en la práctica no siempre resulta tan sencillo. A menudo las propias debilidades e inseguridades juegan en contra de uno mismo. No hay que dejar que eso pase. Por éste motivo, en base a mi experiencia y a mis lecturas voy a dejar plasmados en éste blog 8 consejos para rodearte siempre y aprender de la gente verdaderamente lista. Más lista que tu y que yo.

Lider

  1. Conoce y reafirma tus puntos fuertes. Si estás en tu puesto de trabajo en los tiempos que corren, es que tienes algo valioso que aportar al equipo. Céntrate en tus fortalezas y no dejes de cultivarlas para poder maximizarlas y ser excelente en aquello que sabes hacer bien. Si no lo estás, busca siempre estar cerca de personas que puedan aportar algo en tu vida.
  2. No te cortes. Sé el rey de las preguntas. Reprimir las preguntas puede ser el primer impulso para tratar de ocultar el desconocimiento, pero es el camino equivocado para cambiar la situación. Lo más inteligente es aceptarlo y sacar el máximo partido de los que saben más que tu preguntando todo lo que desconozcas y aprendiendo de ello.
  3. Tómate tu tiempo. Conocer y aprender de los genios es un proceso que puede ser muy largo, así que no esperes conseguir en una semana ponerte al nivel de las personas que admiras. Convertirte en una persona sabia lleva una eternidad, sé consciente de ello y no desesperes si no ves avances a corto plazo. Recuerda siempre que el fracaso es temporal, el éxito es eterno.
  4. Lee. El más simple y quizás el más efectivo de los consejos para mantener el cerebro activo. Cualquier lectura es buena, pero si se trata del trabajo, evidentemente es mejor escoger las últimas obras especializadas en el sector. Así mismo, se pueden comentar con las personas admiradas o incluso pedir recomendaciones.
  5. No intentes competir. La premisa básica de esta lista de consejos es ver cómo sacar el máximo partido de una situación en la que estamos en desventaja. Así pues, aceptando esto resulta precisamente poco inteligente tratar de competir con la persona en cuestión. Si asumes que siempre habrá gente que admirarás por su mayor inteligencia, el aprendizaje resulta mucho más fácil.
  6. Sé consciente de lo que puedes abarcar. La genética y el desarrollo nos conceden un nivel de inteligencia que es difícil de modificar. Si no somos los más inteligentes del lugar, lo mejor es concentrarnos en aquellas cosas que si podemos mejorar, como la formación, la experiencia o las actitudes.
  7. Imagina la alternativa. Cuando te sientas intimidado por la inteligencia de alguno de tus compañeros, ponte por un momento en la situación contraria. ¿Preferirías trabajar con gente que brillara por su falta de inteligencia en lugar de por su exceso? la historia demuestra que trabajar con personas menos inteligentes resulta menos gratificante.
  8. Sé tu mismo. No intentes nunca aparentar lo que no eres, o dicho de otra forma, lo que aún no eres. La ingenuidad es buena, no escondas tus opiniones por muy absurdas que parezcan. Es el único modo de darte cuenta que en realidad, no lo son.

Muchas gracias a Francisco Rabat!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s